LAS MEJORES ZONAS EN LOS MEJORES DESTINOS

DÓNDE ALOJARSE EN BRUSELAS PARA UNA VISITA TURÍSTICA

Mejor zona para alojarse en Bruselas

¿Cúal es la mejor zona para alojarse en Bruselas?

La mejor zona para alojarse en Bruselas para una visita turística es el centro histórico de la ciudad. La Grand Place es la plaza central de Bruselas, el punto dónde debemos fijarnos para saber si estamos en el centro de Bruselas. La otra  zona recomendada para alojarse en Bruselas, es el barrio europeo (Quartier Européen en el mapa). Está zona contigua al centro de Bruselas que aloja las instituciones de administración de la Unión Europea (UE) y es más conveniente para una visita de trabajo o de negocios por su amplia oferta hotelera.

 

 

La histórica Grand Place es considerada una de las plazas más bellas del mundo y fue considerada Patrimonio de la Humanidad de la Unesco en 1998. Entre los bellos edificios que conforman la plaza destacan el Ayuntamiento, el único vestigio de arquitectura mediaval de la plaza, y la Casa del Rey, de estilo neogótico y que hoy acoge el Museo de la ciudad de Bruselas.

 

 

Otras atracciones que podremos visitar a pie en el centro de Bruselas son la Catedral y el Palacio Real. La Estación Central de tren también se ubica cerca en la zona centro cerca de la Grand Place.

HOTELES MEJOR UBICADOS EN BRUSELAS
Hotel   PRECIO MEDIO
Motel One Brussels
Rue Royale 120
90€ - 99$
Brussels Welcome Hotel
Quai au bois a bruler 23
115€ - 127$
Hotel   PRECIO MEDIO
Pillows Grand Hotel Place Rouppe
Place Rouppe 17
127€ - 140$
Novotel Brussels City Centre
Rue de la Vierge Noire 32
129€ - 142$
The Dominican
Rue Leopold 9
172€ - 189$
Hotel   PRECIO MEDIO
Rocco Forte Hotel Amigo
Rue de l'Amigo 1-3
270€ - 297$

 

Si está interesado en saber dónde alojarse en Bruselas, puede que también le interese saber dónde alojarse en Brujas, dónde alojarse en Amsterdam, dónde alojarse en París o  dónde alojarse en Zúrich. 

El centro de Bruselas y la Grand Place, la mejor zona donde alojarse en Bruselas

El corazón geográfico, histórico y comercial de Bruselas se halla en la Grand Place, una de las plazas más notables y elegantes de Bélgica y de toda Europa. La imponente plaza, con su suelo adoquinado, está formada por un conjunto arquitectónico que fue destruido en 1695 por el ejército francés y la mayor parte de sus edificios fueron reconstruidos, excepto el ayuntamiento, la joya de la ciudad.

 

Construido en 1459, el ayuntamiento destaca por su torre de 96 metros de altura rematada con una estatua de San Miguel, y por su tejado perforado con decenas de lucernas. En la Grand Place también está la Casa del Rey, un soberbio edificio de 1536 que fue reformado en 1873 y que, durante muchos años fue la residencia de los monarcas reinantes, aunque actualmente acoge el Museo de la Ciudad, en el que se exhiben pinturas y tapices del siglo XVI.

 

La Casa de los duques de Brabante, un conjunto neoclásico de edificios con raíz flamenca formado por seis casas gremiales, y LePigeon, la casa en la que se alojó el célebre escritor francés Víctor Hugo durante su exilio en Bélgica, son los edificios más emblemáticos de la elegante plaza, que también acoge la estatua de bronce de  Everad't  Serclaes, quien fue ejecutado mientras defendía Bruselas en el siglo XIV. Además de contemplar y visitar los edificios citados, merece la pena hacer un alto en el camino y sentarse en una de las coquetas terrazas que llenan la exquisita plaza para degustar una cerveza o un buen café acompañado por alguna de las selectas chocolatinas belgas, famosas en todo el mundo.

 

Junto a la Grand Place se encuentra otro de los iconos de Bruselas, el Maneken Pis. Se trata de una pequeña estatua que representa a un niño desnudo orinando en la pila de una fuente, una escultura entorno a la cual se han creado cientos de leyendas y que es uno de los símbolos de la capital belga. Es tal la fama de la estatuilla que incluso distintos políticos y personajes relevantes le han ido regalando prendas de vestir hasta completar una colección de unas 650 piezas que se pueden visitar en el citado Museo de la Ciudad ubicado en la Grand Place.

 

Y a 200 metros de la Grand Place también se encuentran las elegantísimas Galerías Saint Hubert. Diseñadas en 1847, fueron las primeras galerías comerciales de Europa y, actualmente, son unas de las más concurridas. A lo largo de sus 200 metros, cubiertos por una enorme cúpula de cristal, se concentran las tiendas más exclusivas de la ciudad.

 

A unos pasos de la Grand Place se encuentra otro de los edificios emblemáticos de Bruselas, la Catedral (Catedral de San Miguel y Santa Gúdula), de estilo gótico, y cuya construcción se remonta a principios del siglo XIII. Las obras de restauración que tuvieron lugar hace tres décadas han hecho que el soberbio edificio se mantenga en muy buen estado y destaca el enorme órgano que se encuentra en su interior, con más de 4.000 tubos y 4 teclados.

 

Alrededor de la catedral hay infinidad de hoteles que cumplen con las exigencias del viajero y que ofrecen alojamiento confortable y una buena ubicación y permiten que el visitante pueda visitar a pie lugares de interés turístico como el Museo del Cómic de Bruselas, un homenaje a la afición belga por los cómics y, sobre todo, a Tintín, el famoso reportero creado por Hergé en 1929, que ha sido traducido a cuarenta idiomas.

 

También a escasos 10 minutos de la Catedral se encuentra el Parque de Bruselas o Parque Real, un amplio espacio verde por el que se puede dar un agradable paseo. En sus alrededores se encuentra el Palacio Real y el Palacio de la Nación (sede del Parlamento Belga) y, a poca distancia, se hallan los Museos Reales de Bellas Artes y el Museo de Instrumentos Musicales, en el que se exhibe una colección de más de 1.500 piezas.

 

Y, a pocos metros, está la Notre Dame du Sablon, una de las iglesias góticas más bellas de Bélgica. Construida en el siglo XV, este espectacular templo, que alberga 11 enormes vidrieras de 15 metros de altura, guarda un cierto parecido con la parisina Notre Dame, aunque sus dimensiones son mucho menores.

 

Aunque están bastante alejados del centro, el Atomium y el parque Mini Europa merecen una visita. El famosísimo Atomium, un símbolo de la ciudad, fue construido para la Exposición Universal de Bruselas de 1958, y en el parque Mini Europa se pueden ver unas 350 maquetas hechas a escala que representan los monumentos europeos más importantes, como la Torre Eiffel o el Big Ben o la Catedral de Santiago.

El Barrio Europeo de Bruselas

La zona que acoge la mayoría de las instituciones de la Unión Europea se conoce como el Barrio Europeo de Bruselas y cuenta con una gran oferta hotelera que lo convierten en un punto importante a la hora de elegir alojamiento entre los edificios más emblemáticos de la UE, enmarcados por tres grandes espacios verdes de la capital belga: el Parque de Bruselas, el Palacio del Cincuentenario y el Parque Leopold. En esta zona se encuentran el Parlamento Europeo, el edificio Berlaymont, sede de la Comisión Europea, y el Parque del Cincuentenario, un precioso e inmenso espacio verde con caminos, hayas y laureles, que alberga el Museo del Cincuentenario (MRAH), el Museo Real de la Armada y de la Historia Militar y Autoworld, un museo que recorre la historia del automóvil.

Hoteles en Bruselas

 

La presencia de la instituciones de gobernación de la Unión Europea hacen que Bruselas tenga una gran oferta hotelera. No es de extrañar que en Bruselas los hoteles sean más baratos en los fines de semana ya que la mayor parte de los clientes son político y hombres de negocio que la visitan entre semana por cuestiones de trabajo.

¿CUÁL ES SU ZONA PREFERIDA?


DESTINOS DESTACADOS