LAS MEJORES ZONAS EN LOS MEJORES DESTINOS

DONDE ALOJARSE EN TÚNEZ

Dónde dormir en Túnez

¿Cuál es la mejor zona para alojarse en Túnez?

Si tu próximo destino vacacional o de negocios es la ciudad de Túnez, en Best Locations Hotel, te recomendamos hospedarte en La Medina, la mejor zona de Túnez para disfrutar de una estancia llena de historia y tradición al mejor estilo de Las Mil y Una Noches.

 

La ciudad de Túnez, la más poblada del país, es el centro de las actividades políticas y administrativas de Túnez y donde se desarrolla la actividad industrial y económica. Al este de la ciudad, se encuentra La Medina, la zona antigua de Túnez, declarada Patrimonio de la Humanidad por La Unesco, con alrededor de 700 edificios históricos entre mezquitas, palacios, madrazas y mausoleos. Entre sus calles estrechas y pasadizos cubiertos, los viajeros podrán disfrutar de una gran variedad de bazares y tiendas con artesanía típica y una amplia diversidad de opciones para comer y hacer tus compras. Es una zona segura llena del mejor encanto de la ciudad, a tan solos unos minutos de la Ciudad Nueva y del famoso Parque de Belvédère.

 

La mejor zona para hospedarse y conocer el estilo de vida de los tunecinos es La Medina, el corazón laberíntico de la ciudad.

HOTELES MEJOR UBICADOS EN TÚNEZ
Hotel   PRECIO MEDIO
Hotel Tiba
4 Ali Bach Hamba
60€ - 73$
Ibis Tunis
Rue de Syrie
64€ - 77$
Hotel   PRECIO MEDIO
Dar Ben-Gacem
38 Rue du Pacha
90€ - 109$
Novotel Tunis
Avenue Mohamed V
109€ - 132$
Hotel   PRECIO MEDIO
El Mouradi Hotel Africa Tunis
50 Av Habib Bourguiba
59€ - 71$
Hotel La Maison-Blanche
45 Avenue Mohamed V
63€ - 76$
Tunis Grand Hotel
Avenue Monastir
89€ - 108$

 

Si está interesado en saber dónde quedarse en Túnez, puede que también esté interesado en saber dónde alojarse en Marrakechdónde alojarse en El Cairo y dónde alojarse en Estambul.

La Medina, la mejor zona donde alojarse en Túnez

La Medina TunisLa ciudad de Túnez está situada al norte de la República homónima, hacia el golfo y limita con el lago de Túnez. Está unida al puerto de La Goleta (La Goulette en francés). En el este de la ciudad, se encuentra La Medina, declarada Patrimonio Cultural de la Humanidad por la Unesco en el año 1979 por representar un modelo perfecto de civilización urbana árabe, un paisaje lleno de historia del siglo XVIII. Es el corazón de Túnez y en su arquitectura se pueden contemplar unos 700 monumentos, madrazas, mezquitas, mausoleos y palacios.

 

La Medina está rodeada de murallas, muchas fueron destruidas en el siglo XIX, que se comunican con el exterior a través de puertas, de las que se conservan restos como la de Bab Jedid y Bab Bhar. Sus calles, callejones y pasadizos cubiertos se recorren a pie, entre infinidad de olores, colores y sonidos, y centros de comercio, tiendas, almacenes de antigüedades y puestos de artesanos, perfectos para comprar souvenirs típicos de la ciudad y productos artesanales. Está construida sobre una colina que desciende hasta la Laguna del Behira o Lago de Túnez. Se recomienda buscar un plano o mapa de la zona para evitar perderse entre sus calles que parecen un laberinto. También preguntando se llega a Roma, como dicen, y la gente es muy amable, así que pueden acercarse a los lugareños para encontrar algunas direcciones y lugares icónicos de La Medina.

 

Uno de los principales atractivos turísticos es la Gran Mezquita Ez-Zitouna o Mezquita del Olivo, el santuario más grande y venerado de Túnez. Esta mezquita fundada hacia el año 723, fue reconstruida en el siglo IX y es el corazón de La Medina, pues alrededor de ella se ordena todo. Es conocida por albergar una de las primeras y más grandes universidades en la historia del Islam. Los turistas también podrán ver las madrazas, unos edificios destinados a acoger a estudiantes, con alojamiento, salones para las clases y una sala para el rezo. Su arquitectura denota sencillez y en La Medina puedes visitar la madraza Mouradia. Entre los palacios más visitados están el Palacio Dar Ben Abdallah, que ha sido transformado en el Museo de artes y tradiciones de Túnez y muestra el estilo de vida de la burguesía tunecina del siglo XIX: trajes bordados con oro, joyas con piedras incrustadas, objetos cotidianos, consumo de té. Por su parte, el palacio Dar Hussein, es la sede del Instituto Nacional del Patrimonio (INP), que muestra un estilo arquitectónico con influencias andaluzas, turcas e italianas. Otro atractivo histórico es el Mausoleo Real Tourbet El Bey, una enorme tumba que guarda los restos de reyes, princesas, ministros y consejeros.

 

Pero no todo es historia en La Medina, también en esta zona podrás encontrar los famosos mercados árabes conocidos como zocos. En los zocos hay comerciantes y artesanos que venden todo lo que puedas imaginar. En los alrededores de la Gran Mezquita, está el zoco El Attarine, construido a principios del siglo XVIII. Es muy atractivo por su tenderetes propios de otra época, que muestran gran cantidad de frascos de esencias y de perfumes. Desde allí, también puedes llegar a otros dos zocos. El primero, bordea el lado occidental de la gran mezquita, el zoco El Kmach, conocido por la venta de telas y el segundo, el zoco El Birka, que agrupa a bordadores y joyeros. Se recomienda pasar un día respirando la tradición tunecina en los zocos, su múltiple oferta de productos y su gastronomía en cafés y restaurantes típicos. Y recuerda que en los zocos debes estar atento a los carteristas.

 

Para escaparse de la agitada vida citadina, los viajeros pueden encontrar a pocos minutos de La Medina el Parque del Belvédère, un extraordinario espacio de relajación. Ubicado sobre una colina, ofrece diferentes puntos desde donde se puede contemplar la belleza de la ciudad.  Con una amplia variedad de árboles y un zoológico con animales de diversos continentes. En el parque también puedes visitar, la Koubba (cúpula), un edificio del siglo XVII, que resulta muy atractivo por su cúpula acanalada, galerías, columnas, vidrieras multicolores, cerámica tunecina en las paredes y mucho más.

 

 

Hoteles en La Medina

Otras zonas donde hospedarse

Para los viajeros que prefieren la modernidad, Túnez también ofrece otras zonas de hospedaje.

 

Ciudad Nueva

La zona conocida como Ciudad Nueva o Villa Nueva (Nouvelle Villese), contrasta con la tradición del casco antiguo. Está ubicada justo al lado de La Medina, a pocos minutos, y se caracteriza por tener rascacielos y modernos edificios. La avenida Habib Bourguiba, atraviesa toda la zona y llega hasta la puerta de Francia, antiguamente llamada “puerta del mar”. Esta avenida, también llamada los Campos Eliseos Tunecinos, es su principal atractivo turístico porque está llena de comercios, cafeterías, restaurantes y una arquitectura de vanguardia. Allí se desarrolla la vida nocturna de la ciudad y donde se realizan conciertos, festivales y obras de teatro.

 

La Fayette

Lafayette es el distrito central de Túnez y ocupa la zona norte de la avenida Habib Bourguiba. Está bordeada por el popular barrio de Bab El Khadra, la avenida Mohamed V, la avenida Habib Bourguiba y el barrio de Mutuelleville. Entre sus principales puntos turísticos destaca la Gran Sinagoga de Túnez y el jardín público Thameur Habib, construido en el antiguo cementerio judío.

¿CUÁL ES SU ZONA PREFERIDA?