LAS MEJORES ZONAS EN LOS MEJORES DESTINOS

DONDE ALOJARSE EN VARSOVIA

Dónde dormir en Varsovia

¿Cuál es la mejor zona para alojarse en Varsovia?

 

La mejor opción para disfrutar de la bella capital de Polonia es hospedarse en el centro, que alberga el casco antiguo y es donde se encuentran hoteles de categoría y edificios emblemáticos como el Palacio de Cultura, el Museo Nacional de Varsovia o el Museo Frederick Chopin, así como una amplia variedad de cafeterías, restaurantes, cines, pubs y tiendas en las que comprar ropa o un recuerdo de la ciudad. A todos estos servicios se puede llegar fácilmente a pie, ya que es una zona muy accesible que alberga además la estación principal de metro, Centrum.

 

Dentro del centro, y situado al norte, se halla la Ciudad Vieja, el casco antiguo de Varsovia, donde también hay numerosos establecimientos hoteleros y alberga los monumentos más emblemáticos de la capital polaca: la plaza del Mercado, la Catedral de San Juan, el Castillo Real, las murallas que rodean el casco antiguo y el ayuntamiento, entre otros atractivos turísticos.

HOTELES MEJOR UBICADOS EN VARSOVIA
Hotel   PRECIO MEDIO
Hotel Metropol
Marszalkowska 99a
52€ - 63$
Hampton by Hilton Warsaw City Centre
Wspolna 72
78€ - 94$
Hotel   PRECIO MEDIO
Apartamenty Zgoda Warszawa by DeSilva
Zgoda 6
65€ - 79$
Mamaison Residence Diana Warsaw
13A Chmielna
74€ - 90$
Polonia Palace Hotel
Aleje Jerozolimskie 45
79€ - 96$
Hotel   PRECIO MEDIO
Warsaw Marriott Hotel
Al. Jerozolimskie 65 / 79
120€ - 145$
H15 Boutique Apartments
Poznanska 15
120€ - 145$
InterContinental Hotel Warsaw
Emilii Plater 49
124€ - 150$

 

Si está interesado en saber dónde alojarse en Varsovia, puede que también esté interesado en saber dónde alojarse en Cracoviadónde alojarse en Moscú, dónde alojarse en Berlín y dónde alojarse en Praga.

El centro, la mejor zona donde alojarse en Varsovia

Centro De VarsoviaLa amplia zona que ocupa el centro de la ciudad y que incluye también el casco antiguo es un lugar excelente para alojarse por su buena ubicación y porque dispone de un sinfín de tiendas, teatros, cines, clubs de jazz y restaurantes situados junto a puntos de interés como el Palacio de Cultura, (Palac Kultury i Nauki), que, con sus 231 metros de altura, fue en su día un signo de la dominación soviética, pero hoy en día es un icono de la ciudad. Este edificio alberga un auditorio, un cine, un teatro, una pista de patinaje sobre hielo e incluso una discoteca.

 

También aquí se encuentra el Museo Nacional de Varsovia, que alberga obras pictóricas de artistas nacionales y otras de pintores de renombre como Botticelli, Tintoretto o Rembrandt, o el Museo Frederick Chopin, que rinde homenaje al talentoso compositor que nació en Varsovia. Este museo, que cuenta con la colección más grande del mundo de objetos relacionados con Chopin, en la que se incluyen autógrafos, notas, cartas, manuscritos de obras, un piano y algunos efectos personales del músico, está ubicado en el precioso Castillo de los Ostrogski (Zamek Ostrogskich), de estilo barroco.

 

En la parte norte del centro de Varsovia, muy bien comunicado con éste mediante tranvía, metro y autobús, se encuentra la Ciudad Vieja (Stare Miasto), reconstruida gracias al esfuerzo de sus ciudadanos tras quedar devastada durante la Segunda Guerra Mundial y declarada Patrimonio de la Humanidad por la Unesco. Aquí también se encuentran buenos hoteles, así como los monumentos más emblemáticos de la ciudad y una amplia variedad de cafeterías, restaurantes, pubs y tiendas en las que comprar ropa o un recuerdo de la ciudad.

 

A todos estos servicios se puede llegar fácilmente a pie, ya que es una zona muy accesible. El casco antiguo es un espacio pintoresco que ha sabido mantener su esencia. A éste se accede a través de las extensas murallas que rodean esta parte de la ciudad y que llevan al visitante hasta la Plaza de la Ciudad Vieja (Rynek Starego Miasta), que se fundó a finales del siglo XIII en el camino que une la Ciudad Vieja con la Nueva. Era la plaza principal de la ciudad, donde se celebraban las fiestas populares, se ejecutaba a los reos y tenía lugar el mercado.

 

Muy cerca de esta emblemática plaza se halla otra tanto o más popular, la Plaza del Mercado, una reconstrucción prácticamente idéntica a la original, destruida por los nazis, en cuyo centro se encuentra una sirena (Sirenka), icono de Varsovia, y que también alberga el Museo Histórico de Varsovia, que recapitula los últimos cinco siglos de historia de la capital polaca. En los alrededores de esta plaza hay coquetos restaurantes, cafés y tiendas tradicionales con originales fachadas que contienen elementos renacentistas, barrocos y góticos.

 

Y siguiendo con las plazas, en la parte histórica y muy cerca de las dos anteriores, se encuentra la plaza del Castillo, que alberga uno de los mayores tesoros de la ciudad, el Castillo Real (Zamek Królewski). Se trata de un precioso palacio barroco que fue la residencia oficial de reyes y actualmente es la sede de la Fundación Polaca de Historia y Cultura, que lo ha reestructurado como el Museo del Castillo. Enfrente de este representativo monumento se encuentra la Columna de Segismundo III, de estilo corintio y otro de los símbolos de la ciudad.

 

Muy cerca del castillo se halla otro edificio emblemático, la Catedral de San Juan, la más antigua de la capital polaca y el escenario de muchas ceremonias de coronación de distintos monarcas polacos. Junto a esta se encuentra la Iglesia de San Martín, creada en el siglo XIV por la Orden de los Agustinos y ubicada a escasos 100 metros de la agradable calle Piwna, famosa por sus joyerías, librerías y tiendas de antigüedades. En los alrededores de ambas iglesias se concentran numerosos restaurantes, algunos forman parte de conocidas cadenas internacionales y otros son más sibaritas, así como bistrós, cafeterías de diseño, galerías de arte privadas, y museos.

 

 

Hoteles en el Centro de Varsovia

Otras zonas interesantes donde hospedarse: la Ciudad Nueva, el distrito de Wola y el Barrio de Praga

Ciudad Vieja de VarsoviaAdyacente a la Ciudad Vieja se encuentra la Ciudad Nueva (Nowe Miasto), inicialmente llamada Nueva Varsovia y localidad independiente de Varsovia hasta el siglo XVIII. Hoy en día es una zona bien comunicada, con muchos hoteles, restaurantes y tiendas comerciales (la mayoría se ubican en la calle Freta, la principal). Aquí también se encuentra la casa natal de la célebre científica Marie Curie y, a unos pasos, la antigua Plaza del Mercado de la Ciudad Nueva, que acoge la Iglesia barroca de San Casimiro (Kosciol Sw.Kazimierza), con su característica cúpula verde.

 

Otra zona interesante es el distrito de Wola, situado al oeste del centro y adyacente a éste, es gran barrio de oficinas y múltiples residencias que alberga hoteles interesantes, y el Cementerio Powazki, el más famoso de Polonia, en el que están enterradas muchas celebridades famosas.

 

Y, ubicado en el margen derecho del río Vístula, está el pintoresco Barrio de Praga (Stara Praga), que fue una ciudad independiente hasta finales del siglo XVIII. Las calles adoquinadas, sus edificios antiguos y las farolas de época siguen conservándose en este barrio cultural repleto de pubs, cafés, cines, galerías de arte, y curiosas tiendas de objetos.

 

Esta zona cuenta con una gran variedad de alojamientos asequibles para todos los bolsillos y también con sitios que merecen la pena ser visitados, como el Jardín Zoológico, la Iglesia de Nuestra Señora de Loreto y la Catedral de San Miguel Arcángel.

¿CUÁL ES SU ZONA PREFERIDA?