LAS MEJORES ZONAS EN LOS MEJORES DESTINOS

DONDE ALOJARSE EN SORRENTO

Dónde dormir en Sorrento

¿Cúal es la mejor zona para alojarse en Sorrento?

Si vas a disfrutar de unos días en esta encantadora localidad de la costa Amalfitana, la mejor opción es que te alojes en alguno de los lujosos y sibaritas hoteles del frente marítimo y del centro histórico de la ciudad, muy cercano a éste.

 

Situado en los espectaculares acantilados de la bahía de Nápoles, Sorrento se ha convertido en un destino turístico excepcional por su maravillosa ubicación, cercano a la idílica isla de Capri y a las ruinas de Pompeya, y por el encanto de su centro histórico.

 

La plaza Tasso, la Catedral y la iglesia de San Francisco son algunos de los monumentos más emblemáticos de una localidad costera que puede presumir de contar con unas playas de ensueño, como Marina Piccola y Marina Grande, refinados restaurantes y pizzerías en los que degustar lo mejor de la exquisita y bien valorada gastronomía italiana, así como varias terrazas y locales de ocio de lo más glamuroso que atraparán al viajero y le harán sentir en el paraíso.

HOTELES MEJOR UBICADOS EN SORRENTO
Hotel   PRECIO MEDIO
Hotel Rivage
Via Capo, 11
127€ - 130$
Palazzo Tasso
Via Santa Maria della Pieta, 33, 80067 Sorrento
141€ - 144$
Hotel del Mare
Via del Mare 30, 80067 Sorrento
143€ - 146$
Hotel   PRECIO MEDIO
Maison Tofani
Via San Cesareo 34
184€ - 188$
Imperial Hotel Tramontano
Via Vittorio Veneto, 1
228€ - 233$
Hotel Bristol
Via Capo 10, 80067 Sorrento
299€ - 305$
Hotel   PRECIO MEDIO
Grand Hotel Excelsior Vittoria
Piazza Tasso, 34, 80067 Sorrento
659€ - 672$
Bellevue Syrene
Piazza della Vittoria, 5, 80067 Sorrento NA
756€ - 771$

 

Si está interesado en saber dónde dormir en Sorrento, puede que también esté interesado en saber dónde alojarse en la Costa Amalfitana o dónde alojarse en Nápoles.

El frente marítimo y el casco antiguo de Sorrento

 

Piazza-TassoLa espectacular y fotografiada ciudad italiana está situada en un enclave excepcional que la convierte en una de las más atractivas de la costa Amalfitana. A Sorrento se puede acceder desde la cercana ciudad de Nápoles por mar, en autobús, en coche y en tren. Sus calles angostas, repletas de turistas, sobre todo en verano, le dan un toque especial a esta pequeña localidad que se puede visitar tranquilamente a pie (es lo habitual) o en bicicleta y que dispone de excelentes hoteles en primera línea marítima y en el centro cercano a ésta.

 

La Plaza Tasso (Piazza Tasso) es la principal de Sorrento y la puerta de entrada al pintoresco casco antiguo de la ciudad. Detrás de esta plaza se encuentran las ruinas aún visibles de un antiguo molino del año 900 y Tasso alberga la iglesia del Carmen, de estilo barroco y reconstruida sobre las bases de una iglesia anteriormente dedicada a los Santos Mártires Sorrentinos y el Palazzo Correale, una bonita construcción del siglo XIV que posee una entrada con arcos inclinados y una hermosa ventana que se apoya sobre capiteles góticos decorados con hojas de acanto.

 

La plaza Tasso está ubicada en el Corso Italia, la arteria principal del municipio, una calle peatonal repleta de tiendas de recuerdos, cafeterías y restaurantes, algunos de ellos tan sibaritas como el Sedile Dominava, que toma el nombre de una de las plazas de la ciudad y en el que sirven lo mejor de la gastronomía italiana. A unos pasos de este local, y en la misma calle, se encuentra la Catedral de Sorrento, de estilo románico y renacentista, en cuyo interior destaca el trono del obispo, hecho de mármol, la marquetería de madera del lugar donde se encuentra el coro, así como el singular campanario, compuesto por columnas, capiteles y relieves romanos.

 

Al lado de ésta, el Museo Bottega della Tarsia Ligena, un palacio del siglo XVIII que acoge una amplia colección de muebles y objetos realizados por los maestros de marquetería sorrentina, y, a unos metros, la iglesia de San Francisco (Chiesa di San Francesco), un edificio barroco rematada que tiene un campanario de bulbo y alberga un encantador claustro de estilo medieval con capiteles decorados con motivos vegetales, que merece ser contemplado y disfrutado al máximo.

 

Al lado de esta iglesia se sitúa Villa Comunale, el parque público más grande de Sorrento, desde el que se puede disfrutar de unas maravillosas vistas de la ciudad y del Monte Vesubio y en la que suele haber músicos callejeros que deleitan al visitante con sus melodías y convierten este jardín en un lugar aún más bucólico. Y, pegada a éste, nos topamos con la Basílica de San Antonio (Basilica di San Antonino), que conserva bajo su cripta los restos del patrón de Sorrento, y alrededor de la cual hay una gran variedad de restaurantes y hoteles de lujo.

 

A unos pasos de este templo encontramos la coqueta y colorida Vía San Cesáreo, paralela al Corso Italia, donde se alinean un sinfín de tiendas de complementos y artesanía en las que se puede comprar desde el típico limoncello hasta cerámicas artísticas o ceras perfumadas, y también hay tiendas de ropa. Además de las tiendas, los sonidos y colores hacen que parezca un pequeño centro árabe.

 

Y, aunque Sorrento es una ciudad ideal para disfrutar de sus playas y paisajes y está pensada para un tipo de turista que quiere descansar, alojarse en buenos hoteles y disfrutar de la buena mesa, esta localidad italiana cuenta con algunos animados locales nocturnos en los que poder tomarse unas copas y bailar al ritmo de la música que suene.

 

Uno de los más conocidos es Fauno Notte Club, ubicado en la plaza Tasso y símbolo del ocio nocturno desde que abrió sus puertas, a mitad del siglo XX. Otro lugar de ocio, pero en este caso sin tintes discotequeros, es el Teatro Tasso, ubicado en la plaza de San Antonio, donde se representan obras de teatro, musicales y espectáculos diversos.

 

¿CUÁL ES SU ZONA PREFERIDA?