LAS MEJORES ZONAS EN LOS MEJORES DESTINOS

DONDE ALOJARSE EN SPLIT, CROACIA

Dónde dormir en Split

¿Cuál es la mejor zona para alojarse en Split?

 

El precioso e inmenso casco antiguo de Split, parte del cual lo ocupan las ruinas del palacio del emperador Diocleciano y el agradable paseo marítimo, es la mejor zona para alojarse. La historia se respira en cada uno de los rincones de la parte vieja de una ciudad que hace las veces de Palacio y que cautiva a todos los visitantes con sus calles estrechas, sus tenderetes de artesanía al aire libre, su mercado ecológico y su ajetreada vida nocturna.

 

Declaradas Patrimonio cultural de la Humanidad por la Unesco, las ruinas del palacio de Diocleciano albergan dentro de las robustas murallas que las rodean más de 1.700 años de historia y un sinfín de hoteles de lujo, tiendas de recuerdos, bares, restaurantes y terrazas llevas de gente. La Catedral, la Plaza del Peristilo, la iglesia de San Marcos y el Templo de Júpiter son algunas de las joyas arquitectónicas que se pueden visitar dentro del recinto romano de Split, la segunda ciudad más importante de Croacia después de Zagreb, la capital.

HOTELES MEJOR UBICADOS EN SPLIT
Hotel   PRECIO MEDIO
B&B Kastel 1700
Mihovilova Sirina 5
49€ - 59$
Hotel Slavija
Buvinina 2
60€ - 73$
Hotel Villa Diana
Ulica kralja Zvonimira 29
66€ - 80$
Hotel Peristil
Poljana kraljise Jelene 5
78€ - 94$
Hotel   PRECIO MEDIO
Hotel Vestibul Palace & Villa
Iza Vestibula 4a
83€ - 100$
Palace Judita Heritage Hotel
Narodni trg 4
89€ - 108$
Cornaro Hotel
Sinjska 6
133€ - 161$
Riva Luxury Suites
Obala Hrvatskog narodnog preporoda 12
308€ - 373$

 

Si está interesado en saber dónde dormir en Split, puede que también esté interesado en saber dónde alojarse en Dubrovnik, dónde alojarse en Hvar o dónde alojarse en Zagreb.

El casco antiguo y sus barrios adyacentes, las mejores zonas para alojarse en Split

 

La capital de la región de Dalmacia posee un complejo arquitectónico con un valor cultural e histórico incalculable, las ruinas del palacio de Diocleciano, dentro del cual hay una gran actividad comercial, hotelera y lúdica y, visitarlo supone adentrarse en la época del imperialismo romano. Un total de 16 torres y 4 puertas de acceso forman la estructura del palacio de Diocleciano, que en su día se levantó con piedra caliza blanca de la mejor calidad. Merecen una visita la imponente Catedral, que es el antiguo mausoleo del citado emperador y a cuya torre del majestuoso campanario románico se puede acceder y, desde ésta, contemplar unas espectaculares vistas de la ciudad, el templo de Júpiter, reconvertido en baptisterio, la plaza del Peristilo, ubicada en el centro del palacio de Diocleciano y en su época daba paso a las estancias de éste.

 

Y, fuera de este recinto imperial, recorriendo el elegante paseo marítimo de Split, cuyo suelo es de mármol blanco, se encuentra la famosa Riva. Es como si fuera el malecón de la ciudad: en él se hallan tiendas y, sobre todo, exquisitos restaurantes con terraza en los que degustar lo mejor de la gastronomía croata. Desde este agradable paseo peatonal se ve, a un lado, el puerto, con los barcos y ferries que salen a diario y trasladan al viajero a distintas islas paradisíacas, como Brac, la más grande del Adriático, y, al otro, las robustas murallas que rodean el palacio de Diocleciano. Además, desde la Riva se divisa el parque forestal de Marjan, el pulmón verde de Split, desde lo alto del cual se divisa una panorámica espectacular del puerto, el palacio y toda la ciudad. A éste se puede acceder a pie, aunque exige de más de una hora andando, o bien cogiendo un autobús.

 

También en la zona exterior al palacio, colindante a éste se halla la plaza Narodni, donde está el antiguo ayuntamiento de la ciudad, de estilo gótico, que en su día fue el museo etnográfico y desde hace una década se usa para exposiciones temporales de pintores, eventos y como exposición de fotos. Siguiendo la Riva y fuera del recinto amurallado se encuentra la calle Marmont (Marmontova ulica), una de las más comerciales de la ciudad, en la que las tiendas internacionales y las más sofisticadas se reparten a lo largo de ésta, así como varios hoteles exclusivos, y la preciosa plaza de la República, rodeada por unos edificios con soportales y elegantes fachadas anaranjadas adornadas con cabezas de leones venecianos en la que hay coquetas terrazas donde la gente se sienta a tomarse algo y contemplar el lugar. Allí también tienen lugar en verano espectáculos al aire libre que convierten a esta plaza en uno de los puntos de interés para gente de todas las edades que quiere divertirse y disfrutar del ocio de Split.

 

A unos metros de la plaza de la República nos adentramos en Veli Varos, un barrio de gente humilde ubicado al noroeste del centro histórico, a escasos 10 minutos de éste, en el que perderse y deambular sin rumbo fijo. Es un barrio humilde de pescadores que guarda la esencia de Split y cuyas calles estrechas y adoquinadas cautivan al visitante, así como las casas de piedra típicas que llenan esta zona de Split. El barrio, que creció alrededor de la vieja iglesia de San Nicolás, alberga hoy en día muchos otros edificios religiosos, como  la iglesia de San Lucas, Santa Madeleine, Notre Dame de Soca o la iglesia de la Santa Cruz y muchos restaurantes en los que se puede degustar la mejor gastronomía dálmata.

 

En este barrio también se encuentra el Teatro Nacional de Croacia, un singular edificio de finales del siglo XIX cuya fachada amarilla llama la atención. Este teatro, uno de los más antiguos de Dalmacia, fue el mayor teatro en el sudeste de Europa una vez finalizado.  Alrededor de éste se concentran muchos establecimientos hoteleros de lujo (hay varios hoteles de cuatro estrellas) que, por proximidad con el palacio de Diocleciano, son una opción muy interesante para hospedarse fuera de las murallas y a un precio más asequible.

 

Otro de los barrios a tener en cuenta si queremos hospedarnos en Split es Radunica, ubicado al este del centro histórico y adyacente a éste. Las calles de Radunica, estrechas y de estilo medieval, albergan un sinfín de hoteles de categoría y establecimientos más modestos en los que alojarse durante la estancia en Split.

Split
Hotel Persistil Split

¿CUÁL ES SU ZONA PREFERIDA?